Historia

La Sede Orinoquía de la Universidad Nacional de Colombia fue creada gracias al Acuerdo 40 de 1996 del Consejo Superior Universitario. En el año 1997, la sede entró en funcionamiento en la ciudad de Arauca y, así mismo, se creó el Instituto de Estudios de la Orinoquía. Más tarde, en el año 2005, a través del Acuerdo 011 de 2005, la sede se transformó en Sede de Presencia Nacional de Orinoquía; de ese modo, la Universidad Nacional de Colombia reconoce y garantiza su presencia en los Llanos Orientales, una zona estratégica tanto para el desarrollo económico, político y social como para el acervo cultural del país, donde consolida y demuestra su trayectoría académica e investigativa.

Es así como desde su creación, la Sede de Presencia Nacional de Orinoquía ha desarrollado tres tipos de formación en programas de pregrado. En primer lugar, con cohortes de programas completos: Enfermería, Ingeniería Ambiental e Ingeniería Agronómica. En segundo lugar, con un Programa Especial de Admisión de Ingreso por Áreas, que consistió en la realización de un semestre de fundamentación y posteriormente la admisión a un área del conocimiento ya sea ciencias o ingeniería. En tercer lugar, con un Programa Especial de Admisión y Movilidad académica – Peama, el cual permite la admisión semestral a la Universidad Nacional de Colombia de jóvenes residentes en Arauca, Casanare, Guainía, Guaviare y Vichada a 73 programas curriculares de las sedes Bogotá, Medellín, Manizales y Palmira.

La oferta de programas de posgrado ha estado orientada a la demanda de profesionales y ,además, estos programas se han ofertado por medio de convenio con otras sedes de la Universidad Nacional de Colombia.

De igual forma, la investigación se ha desarrollado mediante diferentes modalidades, permitiendo desde la articulación de esta con los programas de pregrado y posgrado desarrollados por la Sede en convenio de cooperación, hasta el acceso a recursos de cofinanciación y las iniciativas de docentes vinculados a la Sede.

Por un lado, a partir del 2009, la investigación se fortaleció mediante la apertura de convocatorias de investigación, que permitieron, primero, la ejecución de proyectos de investigación a través de cofinanciación; segundo, la movilidad de estudiantes y profesores con fines investigativos; tercero, la vinculación de grupos de investigación de otras sedes de la Universidad para el desarrollo de proyectos en temas de la Orinoquia; cuarto, la creación y fortalecimiento de semilleros de investigación y, finalmente, el desarrollo de actividades encaminadas a promover la divulgación de los resultados de investigación obtenidos en la comunidad llanera, académica y científica a nivel regional y nacional.

La extensión en la Sede se ha desplegado con los servicios académicos, la educación continua, los servicios de educación, la extensión solidaria, las prácticas y las pasantías. Aunque cabe anotar que, durante los últimos años, se ha hecho especial énfasis en los servicios de educación gracias al laboratorio de la Sede y a la educación continua con la realización de congresos, seminarios, talleres y conferencias.

Así, la investigación y la extensión en la sede se expanden cada vez más gracias a proyectos como la Granja Experimental El Cairo, proyectada como un modelo agropecuario autosostenible para la región, que sirve de soporte y complemento al Laboratorio de Suelos, Aguas y Foliares, que es único en el departamento y el segundo en la Orinoquía, proyectado también como herramienta de tenificación al sector productivo.

Por otro lado, El apoyo a la misión institucional se ha fundamentado en el fortalecimiento de la infraestructura física y tecnológica, contando con canales de comunicaciones para servicio de videoconferencia, voz sobre IP, canal WAN, acceso a sistemas de información propios, dos salas de sistemas, aulas de clase, biblioteca con acceso a todos los servicios del Sistema Nacional de Bibliotecas (Sinab), laboratorios para la docencia y espacios de bienestar.